lunes, 13 de febrero de 2012

Series al día: en el invierno siberiano

Retomamos nuestras "series al día" para traeros unas cuantas recomendaciones para que sobrellevéis lo mejor posible uno de los inviernos más fríos que ha sufrido Europa en los últimos años.
Y si nos leéis desde el hemisferio sur, simplemente tomad apuntes; ahora os toca salir a la calle y aprovechar el buen tiempo, que ya llegará el momento de encerrarse en casa.
Saludos a todos, y vamos allá.

Life's Too Short
Finalizada 1ª Temporada. 2ª confirmada sin fecha
Serie de humor de BBC Two de manos de Ricky Gervais y Stephen Merchant, protagonizada por el actor afectado de enanismo Warwick Davis, al que algunos (pocos) conoceréis por su papel en la ya clásica película de fantasía heroica Willow (1988), donde compartía cartel con un por entonces (relativamente) joven y estilizado (comparado con el actual) Val Kilmer, que empezaba a apuntar como una prometedora estrella en ascenso tras protagonizar dos comedias y aparecer en la exitosa Top Gun. Y los más enterados puede que incluso sepáis que Davis ha participado en dos de las más famosas sagas cinematográficas: Star Wars y Harry Potter. Entre otras. Y si no lo sabías, viendo Life’s Too Short os quedará meridianamente claro.


En esta serie formada por capítulos de unos 20 minutos, Gervais y Merchant mezclan dos conceptos que les han funcionado francamente bien en anteriores proyectos. En primer lugar el humor incómodo característico de The Office, y en segundo lugar la participación en cada capítulo de una o varias rutilantes estrellas, tomado de Extras.

Respecto al humor incómodo la serie consiste, resumido en una frase, en burlarse de un enano -quien no deja de ser una persona con una minusvalía física-, presentándole como un actor de segunda que patéticamente intenta aparentar que forma parte de la primera línea del star-system. Y es que aquí Warwick se parodia a sí mismo, en lo que no deja de ser una exageración (o al menos confiamos en que así sea) de su propia vida. Y si viendo la serie les parece que en algún caso los guiones se exceden un poco, les aconsejo que vean el “detrás de las cámaras”, y descubrirán lo que a Gervais le parece gracioso hasta hacerle saltar las lágrimas. Habría que ver si Ricky se tomaría las bromas tan bien si él fuera la víctima, en lugar del autor. En todo caso, la serie nació de las anécdotas de su propia vida que Davis le contó a Gervais en el curso del rodaje de un capítulo de Extras, en el que Davis era uno de los cameos.
Y eso nos lleva al segundo elemento mencionado: el de la participación de estrellas invitadas; que no cameos, puesto que suelen tener papeles razonablemente largos. Sin ir más lejos, en el segundo capítulo el invitado no es otro que Johnny Depp, con el que Gervais representará su primer encuentro tras sus agrias burlas en la ceremonia de los Golden Globes de 2011.
En otros capítulos veremos a Helena Bonham Carter, Liam Neeson, Sting o Steve Carrell.
En resumen, una serie muy divertida si les va ese tipo de humor, para mi gusto bastante más soportable que The Office y más en la línea de Extras, que tiene un par de capítulos francamente buenos.

New Girl
A punto de finalizar su primera temporada
Otra de humor en capítulos cortos. New Girl es una serie centrada en Jess, el personaje interpretado por Zooey Deschanel, que resulta ser una maestra de primaria cerca de la treintena que, tras una ruptura sentimental, se va a compartir piso con tres hombres. Sé que dicho así suena más a drama que a comedia, pero muy a menudo no importa tanto qué se cuenta como la forma en que se hace. Y en New Girl la forma  lo es todo.

New Girl es una comedia que está continuamente bordeando el límite de lo absurdo y lo verosímil. Aquí la clave está en hasta qué punto decidimos creernos el personaje de Jess, una especie de inocente neo-hippy hipster edulcorada y a la moda, que para decir frases incómodas debe hacerlo tarareando, e incapaz de decir “pene” sin alterar su tono de voz.
En cuanto a los chicos, si bien en los primeros capítulos parecen poco más que simples comparsas, que hubieran debido ser el contrapunto para destacar las rarezas de Jess, a lo largo de la serie van adquiriendo protagonismo, y descubrimos que, o bien se han ido contagiando de la personalidad de Jess, o bien tenían ya una buena dosis de rarezas por ellos mismos.

Vale la pena darle una oportunidad, pero sin dejar de advertir que New Girl es una serie bastante peculiar.


Once Upon a Time
Último emitido 01x11. Faltan 2 para el final de la 1ª temporada
Me estuve resistiendo durante bastante tiempo a ver esta serie, pero finalmente le di una oportunidad, habida cuenta de que parecía hablarse bastante de ella, y en general con opiniones favorables.
Así que cuando los astros se alinearon cliqué el play y… vi cuatro capítulos del tirón. Francamente, me quedé bastante enganchado.
Ahora bien, después de eso empezaron a aparecer síntomas serios de procedimentalismo y mi ánimo decayó un poco.

¿De qué va? La historia relata como una maldición ha traído a los personajes de los cuentos infantiles (Blancanieves, Caperucita, La Reina Malvada, Cenicienta, Rumpelstiltskin, etc.) a nuestro mundo, concretamente a un pueblo del interior de los EUA, haciéndoles olvidar quiénes son, e impidiéndoles salir del pueblo. De hecho, todos los habitantes del pueblo serían personajes del mundo de los cuentos infantiles.

En los primeros capítulos, con flash-backs al mundo fantástico, iremos viendo en qué circunstancias se produjo la maldición, y según avanza la serie se nos va mostrando el quién es quién del pueblo, a la vez que se nos muestra la complejidad de las relaciones de los personajes, aquí y en el mundo de las hadas.
Así que por un lado tenemos el desarrollo general de esa trama de la maldición, y los intentos por librar de ella a los personajes, y por el otro en cada episodio tendremos una historia cerrada entorno a uno o varios de los personajes. Y además, la narración paralela en el mundo fantástico y en el real.

¿Que todo esto les suena de algo? Bueno, a mí también; y eso que de momento solo me he leído un arco argumental de Fables, de Bill Willingham. Aunque para ser justos, las similitudes son más bien generales; y como saben nuestros lectores más fieles, todo es una remezcla.
En cuanto al elenco actoral nos ha encantado reencontrarnos con Ginnifer Goodwin, de quien no sabíamos nada desde el final de Big Love (aunque hubiéramos preferido no saber que es tan orejuda); mientras que el trabajo de Jennifer Morrison (la Dra. Cameron de House M.D.) nos está pareciendo, como poco, decepcionante. Simplemente, nos parece un error en un casting que en otros casos parece acertar de lleno.
Como hemos dicho, le estamos dando un descanso, pero no pinta del todo mal, dentro del género fantástico.


Death Valley
Finalizada 1ª Temporada
Un buen día de 2009, sin mediar razón ni explicación, Los Ángeles se llenó de zombis, vampiros y hombres-lobo bajados de las colinas. En Death Valley, emulando el estilo de los realities que siguen las patrullas policiales reales, nos mostrarán el trabajo de los agentes de la UTF (Undead Task Force), un departamento de la policía de LA dedicado específicamente a contener y controlar las actividades de las criaturas sobrenaturales.

Se trata por tanto de una serie del tipo falso documental, con un tono de humor gore. Lo cierto es que aunque solo sea por tener un planteamiento tan curioso merece darle un vistazo, por lo menos. Después, si gusta o no, allá cada cual, pero por lo menos tendréis algo de lo que hablar.

En cuanto al desarrollo de la serie en sí, cada tipo de criatura merece un tratamiento diferenciado. Así los vampiros están más o menos aceptados, en la medida en la que no se dediquen a chupar la sangre contra la voluntad de las personas, ni a desangrar a nadie hasta la muerte ni a convertirlos. En este sentido, se parece un poco al trato que reciben en True Blood. Así que en cuanto a trabajo policial se refiere, suele limitarse al control de los inadaptados.

A los afectados de licantropía, por su parte, se les dispensa un trato de enfermos peligrosos, y pueden hacer una vida normal con la salvedad de tener una jaula en la que deben ser contenidos las noches de luna llena. Por supuesto, de vez en cuando se escapa alguno, y monta  unas masacres de aquí te espero.

La peor parte, evidentemente, se la llevan los zombis, para los que no hay otro tratamiento que reventarles los sesos.


A lo largo de la temporada se van desarrollando algunas tramas secundarias, que aportan cohesión al conjunto.

1 comentario:

Dulce Gomez dijo...

A mí las series de comedia son las que más me gustan porque me relajan, Stupnitsky ha estado con Merchant en Hello Ladies y es una serie genial con personajes muy tontos y me da risa eso, creo que en Life's too short se lució Merchant igual.