sábado, 7 de mayo de 2016

34 Saló del Còmic de Barcelona


Entre el jueves y este domingo se viene celebrando esta 34 edición del Saló del Còmic de Barcelona.

Tal como viene siendo habitual, aprovechamos para comentaros brevemente lo que se puede ver, y compartimos algunas de las imágenes que hemos tomado en nuestra ya tradicional visita anual.

Y no olvidéis que podéis encontrar muchas más imágenes en nuestro tumblr.


Este año la exposición de gran formato que se mostraba en el Palacio 1 está dedicada a los vehículos en el cómic, y cuenta con la colaboración de la empresa automoviliística SEAT, que exponía algunos de sus más entrañables modelos, como el inefable 600, el 127 o el Panda, entre los que se insertaban algunas imágenes troqueladas de gran tamaño de varios personajes. También han traído un Ibiza inspirado en los cómics de Michel Vaillant, con bastante buena pinta.







La muestra incluye un precioso Delorean, cuya única referencia a Back to the Future es la placa de matrícula y el panel tras él, que sin duda ha atraído la atención de todos los que pasaban por la exposición.



También se muestran varios vehículos clásicos, contextualizándolos con alguna viñeta en la que aparezcan, de entre los que destaca un enorme Chrysler en referencia al cómic de Blacksad, con una enorme figura del personaje que nos suena de otras ediciones.



En el apartado de las motos los pilotos Marc Coma y Laia Sanz, entre otros, han prestado sus monturas del Paris-Dakar. También hay un pequeño panel en el que los visitantes pueden hacerse una foto como si fueran personajes del Joe Bar Team; y también hay referencias a las bicicletas, y un pequeño circuito de slot, para echar una carrerita rápida.





En lo que se refiere a muestras de cómic propiamente dichas acompañando esta exposición, la cosa resulta más bien pobre, mostrando algunos originales y reproducciones de cómics e ilustraciones en la que aparecen vehículos; pero a mí no me han parecido particularmente significativas.




Cabe decir que estas exposiciones de gran formato parecen ser, y no me parece mal, una excusa para que los medios audiovisuales tengan algo que mostrar más allá de las típicas aglomeraciones de gente en los pasillos, o los visitantes disfrazados. Además, pueden hacerlo ya desde el jueves, en que pueden tomar imágenes de la muestra con mejor libertad, y servir de efecto llamada para los visitantes, y no limitarse a levantar acta el domingo, tal como sucedía otros años. Por supuesto será también el escenario perfecto para que los aficionados nos hagamos nuestras mejores fotos del paso por el Saló.

En el mismo Palacio 1, en una esquina y sin tener ninguna relación con la exposición de vehículos, se puede encontrar la exposición que a mí más me ha llamado la atención, dedicada al trabajo de Luís Bermejo, con una buena selección de bellos originales.











Aparte de la de los vehículos, ya comentada, la verdadera exposición central dedicada al cómic este año es la que repasa la carrera de Francisco Ibáñez, y que de un modo más amplio invita a recordar los cómics de la época Bruguera, a la que se dedicó una de las mesas redondas. La exposición muestra una enorme y variada cantidad de originales, en la que cabe destacar que muchos han sido cedidos por el actor Carlos Areces, y  Ediciones B.















Otra exposición destacable es la dedicada a las superheroínas del cómic, con bastantes originales, entre otros de Bill Sienkiewicz o John Byrne.













Y la otra gran noticia que ha acaparado este año el Saló viene de la mano de ECC Ediciones, que se ha traído nada menos que a Frank Miller, con sesiones de firmas y una conferencia. En sus cuentas de twitter y Facebook podéis encontrar varias imágenes y vídeos de su paso por el Saló. Espero que en los próximos días haya algún vídeo largo de la conferencia, que enlazaremos lo antes posible.






Por lo demás, no ha habido grandes novedades entre los expositores. De nuevo la ya mencionada se lleva la palma del stand más suculento, cargado de cómics, merchandising, firmas de autores (además de Frank Miller, Brian Azzarello y otros), y presentaciones de sus novedades.

El stand de Planeta también resulta bastante imponente, mientras que Panini, que publica los cómics Marvel (Daredevil, Spiderman, Vengadores, etc..) en España demuestra de nuevo su desinterés, con un montaje puramente testimonial y publicitario. Tampoco nos impresionan los espacios de Ediciones B y Norma Editorial, cuyas fotos pueden ser intercambiables con las de los últimos 3 o cuatro años. Con la salvedad de que Norma incluía una MotoGP para promocionar su cómic dedicado a la biografía de Marc Márquez.



En cambio, me gustaría destacar el stand de Penguin Random House: sencillo pero funcional, simpático, elegante, bonito y llamativo a la vez, con firmas de autores y ventas de sus productos. No le pido más.

Los espacios dedicados a cine y videojuegos me parecen bastante más escasos que otros años, lo cual no deja de ser un poco extraño, cuando tenemos hiperinflación de superhéroes y Star Wars en las carteleras y en televisión.


video

Y poco más que destacar de nuestra visita. Espero que os hayáis podido hacer una idea; y no dudéis en hacer una visita este año o el próximo, si tenéis ocasión.

Un saludo, y hasta pronto.


No hay comentarios: